Antes del covid 19 era difícil imaginar una ciudad turística sin turistas pero a día de hoy todos hemos podido ver que ha pasado sin turismo.

Son muchos los comercios que han tenido que cerrar debido a la pandemia que ha afectado tanto a comercios, Bares, hoteles.

Una ciudad sin ruido , ruido que procedía de la gente paseando, los niños  jugando, las pelotas de los niños, las reuniones, la música.

A finales de 2018 se hizo un proyecto para estudiar el impacto de la turistización en los ambientes urbanos eligiendo como caso a la ciudad de Lisboa.

El terremoto turístico y sus réplicas

Lisboa era un destino turístico en plena expansión. Sin ir más lejos, los World Travel Awards de 2019 eligieron a la capital portuguesa como mejor destino de escapadas urbanas del mundo por tercer año consecutivo.

Ese mismo año, la ciudad recibió casi 5 millones de turistas, lo que representa una ratio de 9 visitantes por cada habitante, superando a ciudades como Londres o Barcelona.

El éxito de Lisboa como destino turístico es gracias a las medidas aplicadas por el Gobierno portugués para salir de la crisis.

Lisboa una gran ciudad bonita y turística , no solo por sus bolinhas de bacalao y sus hermosas calles.

La COVID-19 silencia al turismo

La metáfora del terremoto sirvió para arrojar luz sobre los cambios materiales causados por el auge turístico. Cual onda sísmica, la resonancia del turismo se dejaba sentir con fuerza en todos y cada uno de los rincones de la Lisboa pre-COVID-19.

Es interesante extender esta metáfora a su dimensión acústica para acoger también así los cambios que tuvieron lugar en los ambientes sonoros de la ciudad turística sin turistas tras el estallido de la pandemia. No solo frenó la espiral de crecimiento turístico de Lisboa. La ausencia de turismo transformó también – como no podía ser de otro modo– el paisaje sonoro de la ciudad.

Es una pena la gran cantidad de negocios que han tenido que cerrar sus puertas y caer en una gran crisis que difícilmente se va a superar.

 

Los sonidos de una ciudad turística… sin turistas

Para dar respuesta a la pregunta de este artículo sobre la ciudad turística sin turistas,  nuestro equipo se ha ido a la calle con mascarilla puesta y todas las medidas necesarias. Se han observado varios lugares de la ciudad.

Han desaparecido los ruidos de los aviones, el tráfico , la gente paseando por la calle , las quedadas con nuestros amigos se sustituyen por videollamadas, el bullicio de los restaurantes y terrazas , el ir de compras, los niños jugando en el parque, la gente haciendo deporte, los conciertos y teatros, ir al cine e incluso ver a tu familia.

Algunos sonidos que podríamos asociar a los trabajos precarios han pasado a primer plano, como por ejemplo las empresas como Glovo y Uber eats con sus ruidosas motos atravesando la ciudad sin apenas tráfico.

 

 

 
Autor: Sección Comercial
Categorías: Economía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *