El IRPF, o impuesto a la renta de las personas físicas, es un tributo establecido en España destinado a gravar la renta que las personas han obtenido durante el último año. Siendo uno de los impuestos más importantes de nuestro sistema tributario. Y uno de los que más quebraderos que cabeza provoca a la hora de saldar cuentas con el Estado. 

Para ayudarnos a conocer un poco más sobre éste y qué podemos hacer por ahorrar en el IRPF un poco a final de año, te enseñaremos algunas fórmulas, normas y condiciones establecidas por la propia legislación que protege y defiende a este impuesto. Y así evitar pagar cantidades de IRPF que puede que no correspondan.

Deducción por grupo familiar y manutenciones

Ahorrar dinero es un dilema que casi toda persona atraviesa en muchas ocasiones a lo largo de su vida, especialmente si se tiene una familia que mantener. Por eso, el IRPF admite una rebaja de hasta 3.400 euros anuales. Que son deducibles de la base imponible al grupo familiar. Hay puntos que, si no nos informamos debidamente, pueden escaparse de nuestro conocimiento y estaríamos pagando mayores importes de forma innecesaria.

Además, las familias numerosas, que en España son aquellas que tienen tres o más hijos, obtienen el derecho a una deducción de 2.400 euros por año al declarar el IRPF. Si el contribuyente tiene su primer hijo, bien sea que nazca o lo adopte, tendrá una deducción de 1.010 euros.

Deducción para trabajadores desplazados

Aquellos trabajadores españoles que por alguna circunstancia sean trasladados por su empresa a otro país, tienen derecho a una deducción de hasta 60.000 euros al año. Siempre que en el país de destino exista una contribución similar al IRPF de España. Y la condición de desplazamiento al extranjero no implique la residencia permanente, sino que sea temporal. Infórmate bien en el caso de que creas que te encuentras en una situación similar.

Deducción por adquisición de vivienda

Otra manera de ahorrar dinero en el IRPF sugiere que aquellas personas que han adquirido una vivienda o han efectuado el pago para su construcción, antes del año 2013, pueden acceder al beneficio de reducir el 15% del total cancelado, hasta un límite de 9.000 euros.

De igual manera, los contribuyentes mayores de 65 años de edad que hayan vendido una vivienda, recibirán una exención del IRPF sobre el total de la venta. Siempre que lo destinen a establecer una renta de por vida de hasta 240 mil euros.

Deducción para trabajadores con discapacidad

Los trabajadores que posean algún tipo de discapacidad también pueden ahorrar dinero en el IRPF. Pues la legislación contempla un desgravamen que va de 3.500 a 7.750 euros por año. Dependiendo de la discapacidad de la persona.

Es importante mencionar que algunas comunidades autónomas de España, como Navarra y el País Vasco contemplan algunas deducciones adicionales o incluso menores en las situaciones antes señaladas. Las cuales se aplican según la norma legal vigente en cada caso. Lo mejor que puedes hacer es informarte debidamente en tu delegación de la Agencia Tributaria de tu Comunidad Autónoma. Ya que allí tendrás la información completamente detallada. Además, si tienes la posibilidad de consultar con un asesor, él sabrá perfectamente qué clase de situación es la tuya y cómo puedes hacer para ahorrar dinero en el IRPF. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *