Elegir un fondo de inversión no es sencillo. Son muchas las variables las que hay que tener en cuenta, sobre todo si lo que se pretende es lograr una buena rentabilidad. Algo que en estos tiempos de crisis económica es aún más complicado si cabe.

Sin embargo, actualmente son muchas las personas las que consiguen unos beneficios bastante cuantiosos. Y esto es gracias al estudio de cierta información, a la paciencia y a la persistencia en las inversiones. De ahí la importancia de tomar buena nota de las claves que se van a poner sobre la mesa a continuación.

5 claves para que invertir con éxito no sea algo imposible

Si bien es cierto que no estaría de más tener algunos conocimientos, aunque sean básicos, de economía, siempre se puede recurrir a estas 5 claves para sacarle el máximo partido posible a una inversión.

Determinar los objetivos

Parece evidente, pero no mucha gente lleva a cabo este ejercicio. Antes de invertir ninguna cantidad de dinero hay que saber cuál es el objetivo. Hay que saber si se prefiere una rentabilidad a corto plazo, aunque mayor y con más riesgo, o una rentabilidad sostenida en el tiempo y con menos riesgo. Y todo ello sabiendo en todo momento cuál es el capital del que dispones.

Define un horizonte temporal

El plazo en el que se quiere lograr ese objetivo, es otra de las claves que no se debe pasar por alto. Hay personas que necesitan ver rentabilidad en pocos meses e incluso en pocos días. En cambio puede haber personas que tengan un plan a largo plazo y no les importe esperar varios años para ver cómo su dinero crece.

¿Cuál es el fondo que más te interesa?

Actualmente, dentro del mercado hay infinidad de fondos. Por ello lo mejor es recabar información sobre ellos y saber cuál es el que más te interesa. Debes determinar si prefieres un fondo con renta fija, si lo prefieres con renta variable, si no te importa que te penalicen en el caso de querer recuperar tu dinero o prefieres un fondo con un capital mínimo garantizado.

El arte de buscar y comparar

Debes buscar información. No hay otro modo de saber cuál es la mejor opción. Nada mejor que acudir a las entidades bancarias y preguntar por las condiciones de sus fondos. Anótala de manera escrupulosa y compara entre todas. De ese modo sabrás en todo momento qué te ofrece cada uno. Y, por supuesto, no dudes en preguntar tantas veces sea necesario.

La clave está en la filosofía de la inversión

Esto se traduce en formación. Una vez que ya conoces todo lo anterior, siempre tienes que dedicar un tiempo a formarte. A recopilar información, a saber cuáles son las tendencias de los mercados y a conocer todo lo que sucede en las diferentes bolsas. Cierto es que este proceso puede llevar algo de tiempo, pero dentro del largo plazo es la diferencia entre la persona que tiene éxito en sus inversiones y la persona que no lo tiene.

Estas son las claves para elegir un fondo de inversión adecuado para ti. Definir objetivos, buscar información y formación para lograr una inversión de éxito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *