Cada vez las empresas tienen más competitividad en cuanto a puestos de trabajo. Por lo que cada vez se exigen más habilidades o conocimientos para decantarse por uno u otro en la selección.

Pero los conocimientos no lo son todo a la hora de contratar. La aptitud y la actitud son dos de las cosas más importantes. ¿Pero qué diferencia hay entre estas dos? Las aptitudes son las capacidades que tiene una persona para hacer bien una tarea. Y la actitud es el comportamiento que una persona emplea para hacer lo que se pide de ella.

Actitud y Aptitud

El candidato perfecto es el que tanto su aptitud como su actitud son perfectas. Ya que si su actitud es buena, esto le impulsará profesionalmente. Estará motivado, querrá aprender cada vez más, y además sabrá hacer bien su trabajo.

Si se tiene mucha aptitud y poca actitud, se puede tener poca motivación y poco compromiso. Por lo que el funcionamiento del trabajador no será bueno. En cambio si se tiene mucha actitud es diferente. Ya que su propia motivación puede ayudarle a superarse a sí mismo y lograr esa aptitud. Por lo que no te dejes llevar solo por una de estas dos cosas, compleméntalas y te diferenciarás en cualquier puesto de trabajo.

Ya lo decía Thomas Jefferson, uno de los Padres Fundadores de la Nación Amerciana: “Nada sobre esta tierra puede detener al hombre que posee la correcta actitud mental para lograr su meta”

Pero y si tienes la actitud suficiente y te falta aptitud. ¿Cómo puedes lograr nuevas aptitudes?

Las diez aptitudes que te diferenciarán en tu trabajo o una entrevista

  1. Saber idiomas. Cada vez es más relevante saber otro idioma extranjero. Ya que el mundo está más globalizado y se necesita el uso de idiomas para el comercio. Usar cualquier aplicación o programa de ordenador, hablar con clientes extranjeros o clases particulares son formas de aprender. El uso de las multinacionales es cada vez mayor… Por lo que aprender idiomas nunca está de más. No solo te abrirá las puertas del mundo laboral, sino de tu crecimiento personal.
  2. Saber adaptarse. Tanto la tolerancia como la adaptación es muy importante en un trabajo. Un trabajador que se adapta a cualquier circunstancia, es el candidato perfecto para el empresario.
  3. Contar con habilidades distintas en diferentes campos. Ser una persona polivalente habla mucho del tipo de trabajador que eres.
  4. Saber manejar habilidades financieras y contables. Esta cualidad está cada vez más demandada a la hora de encontrar trabajadores. Ya que la demanda de estas habilidades está creciendo cada vez más.
  5. Crecer personalmente en el trabajo. La pro actividad e iniciativa para llevar a mano cualquier puesto de trabajo es cada vez más complicado de encontrar
  6. Cómo se comportan los empleados es importante para el trabajo. Tener valores y educación.
  7. Tener capacidad de trabajo. La buena disposición es una buena cualidad para todo
  8. Tener capacidad para negociar y buscar soluciones a cualquier problema.
  9. Saber innovar e investigar. Esto es muy importante para el desarrollo del trabajo
  10. Tener buena relación entre compañeros fomenta el trabajo en equipo. Cosa muy relevante a la hora de trabajar en cualquier empresa

Cómo vemos la aptitud se puede conseguir. Pero la actitud para enfrentarte a cualquier empleo depende de ti. Con una buena actitud, con conocimientos y preparación llegarás a donde quieras. ¿Qué te parecen estos consejos?

 

1 Comentario

Anixi · 8 abril, 2018 a las 19:48

Me ha parecido genial la diferencia entre aptitud y actitud que tantos desconocen. Algo muy distinto y que hay que tener en cuenta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *